enero 23, 2013

A los nuevos realizadores que llegan al negocio este 2013


Capítulo extraído de la novela PARAÍSO EGO.

´´El tema con el negocio de los vídeos. Complejo. Te quiebras la espalda para complacer a tu cliente. Le das, como valores agregados, lo mejor de vos. Te involucras. Te pones la camiseta. Te tiras 3 días con sus respectivas noches trabajándole a un cabezote, que no te pidió pues está muy lejos de saber que es eso. Pero que vos sentías que lo necesitaba y por eso lo hiciste. 

Luego, otras 5 noches haciendo una versión 1.0, otra 2.0 extended, maxi. Luego 3.0. Igual un ´making of´ del evento, porque ya has destrozado tu reloj biológico y qué diablos, al carajo, otra noche de más sin dormir, otra de menos. No tienes sueño. 

Vas y le muestras todo el paquete. No lo valora. A quién le importa la necesidad de un ´making´. Quien putas sabe qué es un making, eso con qué se come. Estamos en Colombia. Aquí la cosa es con papa y yuca. 

Y eso que te está pagando una mierda. Entre más chichipato, más provinciano y más carente absoluto de talento, más cansón. Bueno, parecería que estás definiendo a un clásico empresario del siglo XX, cuando joder estaba de moda. 

Te dice que su gusto es otro, sin argumentos profesionales. Habla de lo que a él le parece. Se cree un experto. Todos nacimos cineastas y técnicos de fútbol, no lo olvides. Pasa por encima de tu ciencia. De tus 20 años maceando el oficio. Cree que hacer un institucional es simplemente prender una cámara y darle REC y después STOP. 

100 años de lenguaje audiovisual arrojados al bote de la basura. Tu sentido de pertenencia se va con los perros de la tarde. Otro tonto del culo para olvidar.

 Otro que se cree cineasta y no pasa de ver escasamente los enlatados de los días festivos. Cree que nació mágicamente con el chip del cine enredado en el musgo colgante de sus orejas.  

Bueno, bueno, bueno, es que el video (se te olvidaba también) que el video hoy en día es el escampadero de todos los perdedores del mundo: 

ah, ¿no sabe qué hacer con su vida? Se dedica al video. ¿Es una comunidad marginada? Se dedica al video. ¿Quiere inventarse un cuento? ¿Quiere sacarle una platica al Estado? ¿Fracasó en su carrera? Se dedica al video.  Eso es solo prender una cámara y darle REC y PAUSE y después meterle unas letricas y una musiquita. 

Lo cierto del caso, es que al mundo están llegando todos los varados. Gente que falló en sus elecciones de vida y en sus decisiones profesionales, viene a parar en el video. Mal, muy mal. Lo peor. Pues en un país como Colombia, a gente como esa suele sonarle la flauta, pues Colombia es un país de embusteros.

No te rasgues la vestiduras demasiado. Seguro que, si se presenta a una convocatoria del ministerio de Cultura, de seguro va a ganar sin saber distinguir un plano secuencia de un cabeceo de cámara. Un aberrante de un escorzo. Esto es Colombia. Aquí la cosa es con papa y yuca y con ñame.

Duermes. Mañana será otro día. Déjalo llover´´...

Y así fue la primera noche - Festival de Libros, parque del Poblado from William Zapata M. on Vimeo.