julio 25, 2012

Apocalypto, Dir. Mel Gibson

Mel Gibson es esa suerte de director non grato para la comunidad judía de Estados Unidos. 


 Cada vez que tiene la oportunidad, con 10 o 20 copas de más, arma un escándalo por las autopistas californianas o newyorkinas y se despacha con su consabida frase de guerra: ´Qué paguen ellos, bastante dinero es lo que les sobra´, se le ha escuchado en varias oportunidades, junto a una penitenciaría generalmente. 


 Igual, luego de La Pasión de Cristo, los judíos tampoco quedaron muy contentos. De alguna manera, sintieron que Mel les echó mucho de agua sucia en el relato de la crucifixión del Señor. Y tal vez lo que no puedan quitarle nunca a Mel, aparte de su insolencia contra el pueblo escogido de Dios, es el mérito de ser el mejor director de superproducciones de los últimos 30 años, incluso por encima de James Cameron para mi gusto.


 Aquí, Apocalipto, la tercera de una secuencia iniciada con Corazón Valiente (1995) y continuada con La Pasión (2004).