junio 26, 2012

Sin embargo Chile

En un país como Colombia, un grupo como Los Prisioneros no hubiera tenido la más mínima oportunidad sobre la tierra. Nunca. Ni siquiera ahora, que el establecimiento se mosquea con los brotes de violencia solo porque le pueden manchar sus imaginarios inflados desde la publicidad (léase ´Yo Soy Comuna 8´ en Medellín) 

Sin embargo Chile, con todo lo clasista, neoliberal y arribista que es, tuvo la entereza. 

Chile supo legitimarlos a pesar de sí mismo: pues ese es el espíritu mismo de un capitalismo marquetero bien entendido.  

Después de Soda Stereo, Los Prisioneros es el grupo de rock más importante en L.A. 

He ahí las geografías de donde viene el dolor de este exquisito documental. 

De que una clase alta tan arrogante como la chilena no haya marcado los derroteros del rock de su país ante la historia, sino el discurso de tres chicos inteligentes de la parte pobre de la ciudad.