noviembre 02, 2011

Diplomados con hambre

Da risa (o tristeza) ver cómo el Estado colombiano, a través de sus instituciones, pretenden impartir diplomados de video para turistas, al mejor estilo cubano de San Antonio de los Baños,  o sea: cobrando.

Primero, hay que dejar claro que esto no es Cuba y no estamos sufriendo ninguna clase de bloqueo. Por el contrario, somos la ñanã dorada de Estados Unidos en Suramérica. Por tanto, no necesitamos hacer de la educación una venta de tamales.

Segundo, y en consonancia con lo anterior, no dizque estamos luchando en contra de la privatización de la educación.

Qué hacemos promoviendo espacios mercantiles de aprendizaje y precisamente desde universidades y administraciones que se dicen impulsadoras de lo público...

Tercero, qué no se les vea el hambre, señores.

No tiene el Estado para sostener en un cien por ciento a nuestros varados y segundones documentalistas en algo tan humanístico como es la educación audiovisual?

Hombre! Ni siquiera en Estados Unidos, corazón mismo del imperio capitalista, nombres de verdad, con más de 5 largometrajes encima, ganadores de premios Oscar, etcétera, se prestan para a hacer de la divulgación del oficio un negocio.

Allá es fácil ver a un Woody Allen, por ejemplo,  anunciando en los periódicos cursos intensivos de guión GRATIS, en tal universidad. O a un Scorsese dictando cátedra GRATIS en alguna tienda Mac de la ciudad X. La lista es muy larga. Consagrados cineastas, que de verdad han ganado cosas, enseñando GRATIS, porque prefieren hacerlo así, porque no necesitan cobrar, porque la cosa, cuando es cobrando, huele a tamal.