septiembre 18, 2011

El cine se llama Steven Spielberg


Took my diamond to the pawnshop
       But that don’t make it junk  LEONARD COHEN
                                                                          

El fin de semana pasado, tuve el honor de recibir la visita de Mauricio Guerra, un amigo al que Bogotá le quitó, hace varios años ya, ese capote, ese musgo y esa boñiga que llevamos los paisas enredados en las orejas, especialmente los intelectualoides que se creen de mejor familia. La chifladura antioqueña, vaya!

Mauro, además de volverse mejor persona, también tuvo tiempo de pulirse como un excelente guionista (no demasiado, pues ya era muy buen escritor desde siempre) con grandes logros en la televisora nacional y, aquella mágica noche de aguardientes y canciones de Depeche Mode, soltó la siguiente frase que me hizo quererlo más:
¡Cuál Trauffaut ni qué hijueputas! El cine termina y empieza en Spielberg, el cine se llama Spielberg. Punto.

A él va dedicado este post de ENCUENTROS CERCANOS DEL TERCER TIPO.