abril 04, 2011

¿Y quién putas es Wes Anderson?


Según Wikipedia, una saga familiar puede ser definida como, un género literario cuya trama —lineal o entrelazada— gira alrededor de varias familias, o generaciones. 
De ahí para adelante, a una saga familiar le podés meter todos los ingredientes que le quepan. 
El problema llega cuando tu historia y sus personajes, son tan excéntricos que no los puedes hacer demasiado cutre, por mucho que lo intentes, muy a pesar de los taxis mostrados y esos patéticos callejones recorridos y los restaurantes hortera adonde van a comer los miembros de la familia.
En esta historia de un patriarca ficticio, llamado ¨Royal¨, la cosa se complica, cuando en realidad no hay almas perversas o realmente arpías para mostrar. 
Aquí todos están muy dañados, pero ninguno ha logrado corromperse lo suficiente como para alcanzar el estatus de antagonista.
No hay malos para mostrar ni problemas sociales para denunciar. Solo una madeja de excelsas estrellas de cine en uno de sus picos más altos.
Qué gran pérdida de tiempo resulta todo ese cine de denuncia con reflexiones sociológicas, cuando uno ve historias de aristócratas modernos como The Royal Tenenbaums y se entera de toda la verdadera cinematografía reposando en el tintero .