abril 24, 2011

Shameless US

De todas las adaptaciones de Bukowski al 35 m.m., ésta es la mejor sin ser para nada sobre Chinaski ni sobre Charles, y sin desarrollarse para nada en Los Angeles, sino en Chicago.

Pero sobre todo, esta serie nos habla de supervivencias, de todo ese Realismo Social dejado de lado por tantos años. La industria norteamericana ya no necesita vender un modelo de vida, pues el cuco del Comunismo ha desaparecido de la faz de la tierra (¿Quién le compra a Chávez otra cosa que no sea petróleo? Las comedias de situación ya no necesitan convencer a nadie de que el capitalismo es la gran panacea como sistema.
Ya se pueden ocupar de la realidad.

Hasta antes de esta serie, el realismo sucio para mí debía ser antonomásicamente californiano o británico.

Pero Shameless demuestra que USA es el país de la clase obrera por excelencia.