abril 08, 2011

Exquisitos platos para el alma

Si usted es de los que colecciona películas realistas y ya agotó todo el cine independiente que le ofrecen los dealers de la ciudad, le recomiendo pasarse por el canal ISat, el cual, por estos días anda moviendo un exquisito plato semiétnico, llamado Mammooth.

Esta refinada comida para el alma, tiene esa cosa de las películas que usan los primeros 5 minutos para presentar a sus personajes en sociedad, caracterizándolos de cómo viven y cómo sobreviven en este mundo, solo que en Mamut (estelarizada por Gael García Bernal), el director se queda toda la cinta en ese gustativo sonsonete de luces entrando por las ventanas y de interiores existenciales en general.

¡Cómo me encantan esas películas llenas de tiempos muertos, que no cuentan casi nada y mucho al mismo tiempo!

Películas de detalles, más que de tremendismos antropológicos.

Por otro lado, esta película es tan disimuladamente tierna, que vas a descubrirte muchas veces sonriendo, casi sin darte cuenta.