marzo 02, 2011

Si no duele, no sirve

Celebremos eso de este documental, dirigido por la misma protagonista. Celebremos que está hecho desde la república independiente, y profundamente íntima, del dolor - y toda la carga emocional que eso conlleva -.

Celebremos nuestro color local y todo el potencial propagandístico que una entidad como el estado colombiano, y los fucking europeans, puedan encontrar en él.

Pero, sobre todo, celebremos que este documental ya se hubiera podido ver en Youtube (y ojalá en Vimeo, en su resolución original, y ojalá en exportación progresiva y no entrelazada), mucho antes de que hubiera ganado en Cartagena.