enero 13, 2011

Huff

En Huff, todo el mundo putea a todo el mundo. En Huff todo el mundo soluciona los problemas diciendo "Tú puedes besarme el culo".

En Huff la gente se dice "Fuck you!" en el trabajo. En Huff la gente le grita a sus subordinados.

En Huff las personas se vuelven neurasténicas, para que los mecanismos mejor aceitados del mundo puedan funcionar.