febrero 07, 2010

El viejo y el mar

La obra que le sirvió de metáfora a un escritor, cuya creatividad había sido devorada por los tiburones de la industria editorial en el siglo XX. Se dice que Papá Hemingway había recibido varias puñaladas a la yugu´ en la década de los 50´s. Tb dicen los que saben, que esos ataques de sus detractores justificaron la cantidad de pirotecnia literaria usada por ´el viejo´. dentro de la obra en mención.

Al final, el viejo se batió como un campeón reconquistando su título y supo llevar a buen puerto los restos del pez espada de su trabajo. Nunca supo superar Henmigway el trauma del hambre que tuvo que aguantar mientras se volvía escritor. Hizo lo que fuera por escribir y lo logró. Al hombre nunca se le vence, al hombre hay que destruirlo.

Sin embargo, la revista LIFE había promocionado esta novela, publicada por entregas, como se promociona un concierto de Metallica hoy en día. Todos los escritores en vigencia contribuyeron a la campaña de expectativa haciendo las mejores críticas sobre el manuscrito redactado por el gran jefe en dos semanas, sin haberlo corregido. El viejo y el mar, una novela escrita como forma de venganza. El de Henmigway, como el de Calamaro hoy en día, fue un éxito que supo a venganza. Pero qué bien estaba escribiendo Dad.

No hay comentarios: