marzo 14, 2009

Un confitico de película



Vicky Cristina cree saber lo que quiere, pero en cualquier momento un bandazo de su divina humanidad lo tira todo a la duda. Es el tema de la última de Woody. Eso y que Penélope Cruz y que Javier Baredm te hagan reír hacen de la obra un confitico de tarde cinematográfica.

Si el pecado está en el ojo del espectador, mi pecado fue ver cómo Allen se burla de la cultura latina en cuanto a la forma de asumir las relaciones interpersonales. En este caso los pasionales chapetones gustan de entuertos emocionales a los que resuelven a tiros. Pillen.

No hay comentarios: