agosto 19, 2008

Leones por corderos

Esta película muestra claramente el choque entre el romanticismo de los activistas sesenteros y la hegemonía neoliberal en Estados Unidos. Su estructura es un montaje paralelo sin final feliz, al mejor estilo Robert Redford de siempre.

No hay comentarios: