junio 05, 2008

Undefeatead

John Leguizamo es, sobrado de lote, el artista más eminente de la cinematografía colombiana. Leguizamo siempre se ha caracterizado por participar en productos intelectuales de alta calidad. En Undefeated, su debut como director, pudimos disfrutar de un Leguizamo que volvía al barrio en el sentido literal y simbólico de la palabra. Una película de factura impecable, como lo ameritan todos las producciones HBO, pero con cierto rezumar a Low Budget Movie. Y es que, contando fábulas de boxeo o coprotagonizando cualquier otro proyecto, Leguizamo nunca sufre de ese eterno síndrome sudaca de "faltaron cinco centavos para el peso". Nunca vamos a salir del teatro diciendo: "Ah, es que el sonido..." "Ah, es que la edición...ah es que la actuación".

Por demás, está el tema del boxeo. La historia se cuenta, la película se deja ver y el mensaje llega: en el mundo agringado estamos y lo más importante es agarrarlo a puñetazos. Ni siquiera es por el dinero ni por el estatus...es por el éxito... por esa terrible cultura de la palmadita en el hombro, la pesadillezca necesidad de obtener reconocimiento a costa de la caída ajena.

No hay comentarios: