mayo 25, 2008

Crónicas

Se puede hacer cine latinoamericano con una estética propia, de buena factura y sin caer en lo pintoresco, o en la pornomiserista óptica de Victor Gaviria o en el melodrama telenovelezco de nuestros imaginarios corservaduristas. Se puede hacer cine bien actuado, bien editado y sin concesiones comerciales, pero que al mismo tiempo funcione en la taquilla y que trascienda como documento políticamente correcto y como obra de arte; que no se desactualice, que tenga relevancia histórica y una resonancia universal desde lo local. Se puede. Se puede y Crónicas es una muestra de ello, como en su momento lo fueron Y tu mamá también o Amores Perros, por poner sólo los ejemplos más conocidos.

No hay comentarios: