abril 07, 2008

TIME, dir. Kim Ki-Dut

Insisto en que los orientales, especialmente los koreanos, andn muy bien en lo visual. Sus películas parecen bellos posters publicitarios a la salida de un festival de cine internacional. En esta película en particular hicieron un impecable trabajo en HD prescindiendo por completo del 35 mm.

Sin embargo, de por allá siguen adoleciendo del eterno problema: guiones flojos, inverosímiles. No es justo que uno destine 97 minutos de su valioso tiempo para ver una trama donde no te dicen de qué viven los protagonistas, cómo sobreviven. En eso Hollywood le lleva muchos siglos a las demás cinematografías (su existencia se justifica desde el escenario de la cultura de la productividad, ideológica y políticamente hablando), pues desde que el cine es cine sabemos que en eso se fundamenta un drama que nunca debe quedar por fuera de ningún guión. El trabajo. De qué vive usted? Dónde trabaja? Cómo se siente al respecto? Preguntas ineludibles hasta para el más descuidado de los cineastas. De hecho, con la sola formulación de la pregunta ya se puede hacer una película funcional.

De todos modos, qué bueno que se siga haciendo cine fallido para que los bloggistas podamos rajar mal y que no todo sea celebración naive. Mientras tanto, será seguir buscando en la vasta y sobrevalorada cinematografía oriental y encontrar una película de la que se pueda hablar bien.

http://timethemovie.net/

No hay comentarios: