marzo 28, 2008

PARA EXISTIR EN EL CINE HAY QUE PISAR UNA ALFOMBRA ROJA




Más pronto que tarde, voy a estar publicando algunos artículos sobre el estado del cine latino en este siglo de Dios, para los latinos de Miami. Aquí va un pequeño adelanto de un potencial primer texto:


Por William Zapata M.

Apenas hace unos pocos años, los latinos de Estados Unidos asistíamos estupefactos a una película llamada 'Y tu mamá también'. No podíamos creer lo que estábamos viendo. "Es que es posible", nos preguntábamos, " existe vida más allá de 'Amores Perros' ? ". Atestiguábamos, acaso, el nacimiento de un equivalente con la madera de Soda Stereo en el caso del rock? O con la universalidad de un García Márquez en el caso de la literatura?

Bueno, no era para tanto. Pero lo cierto de todo es que, aquella noche, a la salida de los cinemas en el downtown, escuchando los comentarios anglos de la masiva concurrencia, los hispanohablantes alcanzamos a sentirnos bastante orgullosos. Por fin había una segunda película, más que presentable, hecha por latinoamericanos.

'Y tu mamá también' se convertiría con el transcurso de las semanas en el fenómeno cinematográfico de la temporada entre el exigente público newyorkino. Por su parte, Alfonso Cuarón devendría en director de culto con mayúsculas, a nivel internacional.

Lo paradójico de este asunto, es que detrás de 'Y tu mamá...' estaba la mano maestra del "Chivo", un director de fotografía caracterizado por hacer trabajos demasiado puristas (preciosistas, sería la palabra?) en Hollywood. Ahora, en cambio, el Chivo se la había jugado con una luz afeada, descuidada a propósito según sus propias palabras.

Entonces, si el Chivo y Cuarón mismos reconocieron en su momento que tiraron a trabajar con la camisa por fuera y sin afeitarse, dónde estriba la fuerza de 'Y tu mamá también'? ...

Próximamente en
  • Level Magazine
  • No hay comentarios: