febrero 11, 2008

Basquiat



Bueno a Basquiat no lo podemos tomar como uno de la familia, aunque su historia tiene los ingredientes de la leyenda. De hecho, aquí en NYC, la figura de Basquiat es como la de un Dios. Sus obras son de las más valorizadas en el barrio de Chelsea. Es el único pintor con 4 galerías que mueven exclusivamente su trabajo. Y no es para menos, su estilo largamente imitado, es inconfundible y absolutamente original. 

Esta peli solo es una pieza en ese gran puzzle que es su mito, tan asociado a la figura de Warhol. Lo interesante de este Basquiat versión Julian Schnabel es la figuración del rocker David Bowie y de ahí para abajo toda una lista de ídolos derrumbados (mirar roll de créditos).

1 comentario:

Camilo Jiménez dijo...

De acuerdo, la peli es flojita (¿habrá algún biopic sobre un pintor que sea verdaderamente una buena peli?), y lo más destacable es la aparición de Bowie.

Bueno el dato de las galerías encargadas exclusivamente de Basquiat. No lo sabía. El tipo tuvo sus ideas, pero también me parece que está un pelín sobrevalorado. Algunas piezas son maestras, pero muchas también son francamente mamarrachos.